Soportes para la escritura: de la piedra a la pizarra vinílica y cristal

Desde los orígenes de la humanidad, la necesidad de comunicación a través de la escritura ha sido una constante en la evolución del hombre. Las primeras formas de expresión estaban basadas en elementos pictóricos, conocidos como “arte rupestre”, y que aún se conservan numerosas muestras en cuevas y abrigos rocosos. Más tarde, alrededor del año 3.500 a.C. surge en Mesopotamia una nueva forma de expresión conocida como “escritura cuneiforme”, basada en el uso del estilete sobre arcilla flexible. Su divulgación se fue extendiendo por Oriente Medio y muchos fueron los pueblos que creyeron en la importancia de seguir desarrollando el lenguaje escrito. Así pues, se fueron creando nuevos soportes en los que plasmar la escritura. Puede decirse que cualquier material, ya fuese de origen animal, vegetal o mineral, ha servido como soporte. Este es el tema que recoge el blog; la evolución de los soportes para la escritura.

Piedra, papiro, pergamino y papel

Ya inmersos en el Siglo XXI, nuestra vida transcurre de una manera frenética en la sólo necesitamos de unos segundos para escribir un recordatorio en el móvil. Impresiona pensar cómo hemos llegado a este momento si en un principio el ser humano se comunicaba mediante sonidos guturales. Cómo hemos leído en la introducción, se trata de un proceso de miles de años en los que el ingenio y el esfuerzo de muchas civilizaciones han ido avanzando hasta llegar a nuestros días.

Las rocas fueron el primer vehículo de la escritura. Esta primera escritura consistía en pequeñas hendiduras en piedra que representaban diferentes símbolos que a su vez tenían distintos significados. 

 
soportes para la escritura en piedra
Pidra tallada de Mesopotamia Fuente: teaching History with 100 objects

Una vez se fue expandiendo por Oriente Medio este modo de expresión, se dió la necesidad de crear unos soportes para la escritura transportable y en el que la escritura fuese más fácil de representar. En Egipto se desarrolló el tratamiento de una hierba que abundaba en su territorio, el Papyrus, que mediante un largo proceso y posterior trenzado de la misma formaba el conocido papiro. En pleno auge de su uso durante el Siglo IV A.C. la utilización del papiro fue abriendo camino a la creación de un nuevo soporte para la escritura que fuese menos frágil, más duradero en el tiempo y que no dependiese de una hierba autóctona.

Entorno al año 200 A.C. es cuando surge el pergamino. Fabricado con piel de cordero, ternera o cabra, era obtenido con un proceso más sofisticado que hacía posible una mejor conservación de la escritura. Aún así, seguía siendo un trabajo costoso el de la fabricación del material y aunque a lo largo del tiempo se optimizó el proceso, en China se dio un paso más. Entorno al año 100 D.C. surgió el papel, aunque no fabricado de celulosa como el que conocemos en nuestros días, sino de cáñamo. Su bajo coste y su fácil fabricación hizo que perdurara como gran soporte de escritura.

soporte para escritura papiro
Papiro. Fuente: Red Historia
soporte pergamino
Pergamino. Fuente: Textualia

Pizarras vinílicas y de cristal

Así mismo, en la evolución de la escritura y sus vehículos transmisores, han surgido otros soportes imprescindibles en nuestra historia y en nuestro día a día. En el Siglo XIX se popularizó en algunos ámbitos, especialmente académicos con el surgimiento de las Universidades, el uso de la pizarra para escribir se convirtió en el elemento imprescindible de nuestras escuelas. Adaptado en la última etapa del Siglo XX, las pizarras negras con escritura de tiza dan paso a las pizarras blancas para escribir con rotuladores. Mucho más limpias y de mejor visualización, han sido medio transmisor de conocimientos y explicaciones en academias, universidades y empresas.

En Decor Soluciones Gráficas hemos invertido en el desarrollo de las pizarras vinílicas blancas para escritura, llevando a las empresas pizarras de vinilo modernas, decorativas y multifuncionales.

Entre nuestros productos se encuentran las pizarras de vinilo blanco que todos conocemos, pero también otras más sofisticadas, como las pizarras magnéticas, compuestas por una capa magnética y cubierta con vinilo blanco de pizarra fácilmente lavable. Se puede instalar directamente sobre la pared o cualquier otra superficie plana. Así mismo, sobre soporte pvc como base, muy demandadas en oficina. Permiten una escritura fácil y limpia en salas de reuniones a la par que son fácilmente customizables; cualquier logo, dibujo o slogan se puede plasmar mediante impresión digital reforzando la imagen corporativa de empresa.

soporte en pizarra con iman oficina
Pizarra vinílica magnética oficina

Un paso más allá son las pizarras de cristal. Este es el último producto que hemos incorporado a nuestro catálogo. Disponible en varios colores y magnéticas, hacen de la escritura un arte impreso en el que la luz y los acabados cumplen una función decorativa a la par que, de trasmisión escrita perfeccionada, que es de lo que se trata. Una vez en este punto, sólo con el paso de los años veremos cómo sigue la evolución de la escritura en el tiempo.

soporte en pizarra magnetica de color

Sea cual sea el tipo de pizarra que necesita para su oficina, en Decor Soluciones Gráficas la tenemos y la adaptaremos a su espacio. Pregúntenos por su proyecto sin ningún compromiso, no se arrepentirá.

✅ CONTÁCTANOS